Entradas

SMED – CAMBIO RÁPIDO DE HERRAMIENTAS Y FORMATOS

El aumento del número de referencias y los lotes cada día más pequeños, provocan una perdida de eficiencia y de productividad muy altos.

La solución a este problema no puede ser aumentar artificialmente los lotes de producción o renunciar a nuevas referencias. La utilización de la técnica SMED permite salvar esta situación.

SMED es el acrónimo de “Single Minute Exchange of Die” y significa que cualquier cambio de herramienta es posible realizarlo en menos de 10 minutos. También recibe el nombre de quick changeover.
Por cambio de herramienta se entiende el tiempo transcurrido desde la fabricación de la última pieza válida de un lote, hasta la producción de la primera pieza buena del lote siguiente.
Ejemplos de cambios de herramienta:

  • Cambio de molde en una línea de estampación, al pasar de un tipo de pieza a otra.
  • Limpieza de las máquinas en una línea de pintura, al pasar de un color a otro.
  • Cambio de broca en un proceso de taladrado. 
  • Cambio de botella en el envasado de líquidos.
  • Cambio de etiqueta.
  • Etc.

Beneficios del SMED

«Transforma tiempo no productivo en tiempo productivo»

  • Incremento de la capacidad de producción.
  • Incremento de la productividad

«Permite la reducción del lote de trabajo»

  • Aumento de la flexibilidad.
  • Reducción del plazo de entrega.
  • Disminución del Stock.
  • Liberación de espacio en planta.

«Estandariza los procedimientos de cambio»

  • Reducción de producto rechazado en los procesos de ajuste.
  • Procesos de aprendizaje fáciles.

«Mediante esta técnica, Toyota pudo reducir sus cambios de moldes desde 3-4 horas hasta sólo 3 minutos»
 

TÉCNICA SMED. REDUCCIÓN DEL TIEMPO DE PREPARACIÓN


Los mercados han evolucionado para exigir a las empresas productoras más variedad de producto, pedidos de menor tamaño, plazos de entrega reducidos y costes de producción altamente competitivos.

La técnica SMED, diseñada por Shigeo Shingo en los años 50, se ofrece como alternativa para abordar este reto de la producción contemporánea. Dicha técnica establece una serie de pasos, en los que se estudian concienzudamente las operaciones que tienen lugar durante el proceso de cambio de lote, haciendo posible una reducción radical del tiempo de preparación.

El resultado de la aplicación de SMED es una planta flexible, capaz de satisfacer la demanda de los clientes actuales.

En el documento anexo, aparecido en la publicación «3ciencias» encontrará información detallada relativa a esta técnica.

Autor: Francisco Espín