Entradas

MEJORA CONTINUA, GRUPOS KAIZEN Y SISTEMAS DE SUGERENCIAS

«La mejora está en las personas»

Mejora continua y resolución de problemas.

El personal más capacitado para resolver los problemas del proceso productivo y aportar ideas para la mejora continua se encuentra en la propia empresa.

Para aflorar todo este potencial de conocimiento que reside en el personal de la empresa, es necesario utilizar una serie de técnicas y herramientas que, además de generar beneficios importantes para la empresa, incrementen el grado de motivación e implicación de todo el personal.

Son dos las herramientas fundamentales de participación del personal:

  • Grupos kaizen
  • Sistemas de sugerencias

Los grupos kaizen son equipos multidisciplinares formados por personas de diferentes niveles de responsabilidad. Están adiestrados en herramientas de análisis y resolución de problemas y en técnicas específicas para la búsqueda y eliminación de «desperdicios».

La creación de grupos kaizen permite gestionar de forma activa, el conocimiento depositado en todas las personas de la organización.  “La situación actual nunca es la mejor de las posibles” y bajo esa perspectiva, estos grupos trabajan para conseguir mejoras. 

Los sistemas de sugerencias constituyen otro medio de hacer fluir todo el potencial de la empresa. Se trata de incitar a las personas a la aportación de ideas, que puedan suponer mejoras en aspectos como la calidad, la productividad, la seguridad o el bienestar en el entorno de trabajo. Exigen una rigurosa labor de estudio, análisis y respuesta por parte de mandos y directivos. A cambio puede generar un elevado grado de motivación y planteamientos altamente competitivos para la empresa.

Las actitudes kaizen que dirigen la mejora continua se resumen en:

  1. Olvidar cualquier idea preconcebida.
  2. Pensar constantemente en cómo conseguir algún resultado en lugar de estar perdiendo el tiempo en dar explicaciones de por qué algo no se ha hecho.
  3. Atender de forma inmediata y sin excusas cualquier propuesta de mejora.
  4. Es mejor conseguir ahora mismo el 60%, que el 90% dentro de un mes.
  5. Corregir los errores inmediatamente.
  6. Convertir los problemas en oportunidades.
  7. Descubrir las causas raíz de los problemas y posteriormente buscar una solución.
  8. Es mejor sumar las ideas de diez personas que esperar la idea brillante de una sola persona.
  9. No hay límites en la mejora.

ESTANDARIZACIÓN – QUÉ ES

La estandarización es la herramienta que permite definir un criterio óptimo y único en la ejecución de una determinada tarea u operación.

El trabajo estándar tiene su fundamento en la excelencia operacional. Sin el trabajo estandarizado, no se puede garantizar que, las operaciones necesarias para la obtención de los productos, se realicen siempre de la misma forma. La estandarización permite la eliminación de la variabilidad de los procesos.

Al estandarizar las operaciones se establece la línea base para evaluar y administrar los procesos y evaluar su desempeños lo cual será el fundamento de las mejoras.

Beneficios de la estandarización

  • Recopila los métodos de trabajo de los operarios más expertos y los hace extensivos a toda la fábrica. Se mejora la productividad.
  • Acelera el proceso de aprendizaje del personal de nueva incorporación.
  • Reduce el riesgo de errores que afecten a la calidad del producto y a la seguridad de las personas. 
  • Establece una base documentada del conocimiento operativo de la empresa, que será el pilar de futuras mejoras.
  • La incorporación de una metodología optimizada de trabajo y su cumplimiento produce un efecto motivador y de incremento de la disciplina.
  • Mejora la detección de los problemas y los desperdicios.
  • Crea una gestión visual fácil de comprender por todo el personal de la planta.
  • Las empresas que tiene definidos estándares de trabajo, consiguen mejoras continuas en la productividad y en la calidad. Además crean una base documentada del conocimiento que facilita procesos de aprendizaje ágiles y efectivos.
  • La estandarización es la base para la mejora continua.

AYUDAS PARA PROYECTOS DE MEJORA CONTINUA

El Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) ha convocado nuevas ayudas a la innovación a la PYME.

Actuación apoyable: INNOVAProC-CV
Proyectos consistentes en la readaptación de procesos mediante la aplicación de metodologías de mejora continua.

Características:
– Dirigido a PYMES de la Comunitat Valenciana
– Presentación de solicitudes: 26/02/2018 hasta 26/03/2018
– Plazo de ejecución: 01/01/2018 hasta 30/06/2019
– Tipo de ayuda: Subvención a fondo perdido de hasta el 25% del presupuesto subvencionable

Costes subvencionables:
– Servicios de consultoría
– Adquisición de activos inmateriales (software de mejora continua)
– Adquisición de activos materiales (equipos para sensorización y captación de datos)
– Personal propio

En CDI LEAN, tenemos amplia experiencia en este tipo de subvenciones. En los 2 últimos años hemos implantado varios proyectos subvencionados que incluían:
– Consultoría (5S, OEE, SMED, TPM, Grupos Kaizen…)
– Software EFIPROD para el análisis y la mejora de Eficiencia y Productividad
– Hardware para la captura de datos a tiempo real

CONTACTE CON NOSOTROS

TÉCNICA BROWN PAPER. APRENDIENDO A VER EL PROCESO.

Brown Paper o «Papel marrón» es una técnica utilizada para el análisis de los procesos.

Esta técnica se originó en el seno de las fábricas cuando alguien, en algún momento, necesitó pensar en voz alta, sobre los procesos existentes en la sección.

Para dibujar dichos procesos y para conseguir las aportaciones del resto de personas implicadas en el mismo, se necesitaba un soporte extenso de papel. Y se encontró en los rollos de papel marrón utilizados para el embalaje de producto. Se trata de un papel resistente, de un ancho fijo y que puede ser tan largo como se desee. Éste es el origen de la expresión «brown paper».

En la realización de la técnica, la información se plasma dibujando directamente o utilizando post-it. Se pueden utilizar colores distintos para reflejar categorías distintas. Evidentemente, la utilización de esta técnica no exige que el color del papel soporte sea marrón.

Resulta muy interesante ver con qué sencillez fluyen las ideas y el conocimiento existente en todo el personal. Muy recomendable.