DIGITALIZACIÓN E IMPLANTACIÓN LEAN. GARANTÍA DE ÉXITO

El pasado 13 de mayo tuyo lugar el desayuno coloquio “CP/ITI. Digitalización y tecnología. Aliados estratégicos del azulejo”.

En el evento se analizó la importancia de la digitalización para el sector cerámico. Contó con la participación de profesionales de perfil técnico, financiero, comercial, comunicación y gerencia en representación de empresas del sector y también de personal de centros tecnológicos y del mundo de la consultoría y el desarrollo de software. La heterogeneidad del grupo fue un factor determinante para el éxito del desayuno y aportó una gran riqueza de ideas.

Francisco Martínez, Director de CDI LEAN y KAIZEN TOOLS tuvo la oportunidad de aportar su visión desde la doble vertiente de la consultoría en operaciones y el desarrollo e implantación de herramientas digitales para la mejora continua.

Parece existir un claro consenso sobre la necesidad de avanzar en la digitalización y hacerlo de forma rápida. Las dudas surgieron en el para qué y en el cómo.

PARA QUÉ DIGITALIZAR

Si hablamos del para qué, parece claro que la digitalización debe ser una herramienta al servicio de una estrategia y unos objetivos, previamente definidos por la empresa, y no debe ser en ningún caso, un fin en sí misma.

La necesidad de una cultura orientada a la mejora, al uso de la información como elemento clave en la toma de decisiones y a la integración de los diferentes departamentos, es evidente.

Conseguir esa cultura no resulta sencillo, pero facilita enormemente el proceso.

Varias de las empresas asistentes han estado o están inmersas en procesos de implantación de la filosofía Lean, y todas ellas remarcaron como esa transformación ha propiciado en sus organizaciones una transición tranquila, ordenada y eficiente hacia la digitalización en cualquier de sus formas.

CÓMO DIGITALIZAR

Si hablamos del cómo, nuestra visión como consultores y desarrolladores de software, nos lleva a recomendar que se tengan en cuenta los siguientes aspectos:

Tener un plan. En base a la estrategia de la empresa, es necesario diseñar un plan en el que, de forma ordenada, intentemos dar solución a los principales problemas, que previamente habremos definido y cuantificado. Priorizar es imprescindible.

Evitar soluciones caseras, que necesitarán un gran esfuerzo interno que no siempre podremos prestar y que alargan eternamente el proceso. Estas soluciones suelen llevar a profundas decepciones, pérdidas de tiempo y costes importantes.

Tener en cuenta el punto de partida y los medios humanos con los que contamos. Las plantillas actuales tendrán que ser formadas y recicladas. Las nuevas incorporaciones deberán tener un perfil diferente que tenemos que prever.

No dejarse llevar por modas o tendencias sectoriales que nada tienen que ver con nuestras auténticas necesidades.

Evitar la carta a los reyes magos. En las fases conceptuales del proyecto, tenemos tendencia a concebir todo tipo de necesidades y todas ellas nos parecen vitales.

Buscar el asesoramiento de expertos. A la hora de elegir alternativas es muy importante contar con una visión técnica, que fije los criterios básicos que ayuden a integraciones de futuro.

En la transformación digital, pararse no es una opción. Pararse es retroceder.

Tener en cuenta el uso de herramientas de transición. La búsqueda de la herramienta perfecta, que lo abarque todo, no resulta sencillo y puede retrasar el proceso. La utilización de herramientas de transición puede ser de gran utilidad.

Enlace a la noticia en Castellón Plaza

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *